Las cocinas que resurgen como el ave Fénix para durar toda la vida

Las cocinas que resurgen como el ave Fénix para durar toda la vida

 

Ahora la nanotecnología nos permite tener la cocina más longeva jamás vista, con superficies anti-huellas y fáciles de limpiar. ¿Interesante?

 

Se llama Fénix y está revolucionando el diseño de cocinas. En Santos ya utilizamos este nuevo material de alta tecnología para muebles y encimeras. Y deberías ver con tus propios ojos el resultado.

 

¿Por qué Fénix nos ha fascinado?

• Es extremadamente resistente. Soporta golpes y arañazos.
• Es higiénico, antibacteriano y repele el moho.
• Y se arregla solo. Sólo necesita calor para regenerarse y hacer que los rayones desaparezcan.

 

¿Te imaginas lo que supone esto en una encimera? Es como tener en nuestra mano el secreto de la eterna juventud para nuestra cocina.

 

 

La superficie del material está salpicada por un denso entramado de polímeros entrecruzados que tienen memoria propia, y se reactivan con solo colocar un paño caliente sobre ella. Así de sencillo.

 

Es la misma nanotecnología que usan en su pintura los coches de gama más alta para proteger la belleza de la carrocería. A ellos les basta con que les dé el sol directamente.

 

No es magia. Es ciencia.

 

Al aplicar calor, la trama de nanopartículas que forman este material se vuelve a colocar en la posición que tenían en el momento de la fabricación de la pieza.

 

 

La principal consecuencia de todo esto es que desaparecen los microarañazos, esas heridas superficiales que ensucian y afean el acabado, y la cocina vuelve a lucir como el primer día.

 

Y aunque la parte tecnológica suene un poco aburrida, el resultado en cualquier cocina es un flechazo a primera vista.

 

Porque gracias a este material, que utilizamos tanto en muebles como encimeras, Santos puede ofrecer producto español de diseño italiano y calidad alemana.

 

 

Porque si dejamos la tecnología de lado, lo cierto es que el acabado es además extraordinario. Llama la atención a quienes pasan frente al escaparate de nuestro showroom de Bilbao.

 

Es cierto que Fénix es hidrorepelente, anti-huellas y muy fácil de limpiar. Pero es que el acabado es sorprendente a la vista porque apenas refleja la luz. Y esas superficies mate en la cocina tienen un atractivo especial.

 

Si le sumamos que las puertas y cajones sólo tienen 13 milímetros de grosor…

 

 

No es habitual poder trabajar con espesores así. Solo las casas alemanas más reputadas logran bajar de los 16 o 19 mm en sus tableros.

 

La consecuencia son líneas mucho más depuradas y acabados más finos. Un maridaje perfecto con el acabado Fénix, puesto que es especialmente resistente a los impactos y a la abrasión de la mayoría de los productos de limpieza.

 

Después de contarte todo esto, ¿sabes lo que termina de convencer a quienes han visto esta cocina?

 

Que podemos hacer, por fin, que tanto los muebles como la encimera tengan el mismo acabado.

 

¿Te lo imaginas? Muebles y encimera exactamente iguales.

 

 

Y los frontales se pueden hacer con gola o con pulsador automático. No hay tiradores si no quieres.

 

Es maravilloso darse cuenta de que los avances tecnológicos nos sirven para hacerte la vida más fácil.

 

¿Por qué no te acercas a nuestro showroom de Henao 58 y lo ves con tus propios ojos?